;  MY LIFE: 4. DE COMO DISMITIFICAR AL MACHO

24 enero 2011

4. DE COMO DISMITIFICAR AL MACHO


Desde siempre hay cosas que oyes sobre los hombres que crees como algo muy cierto, y darte cuenta de lo equivocada que estás te cuesta muchas lágrimas.
MITO 1: ÉL ES EXPERTO EN BRICOLAJE
Un día el grifo no va bien. Después de muchas horas de divagar, tocar, retocar, cortar el agua, volver a dar...YA VA? No cariño... suelta la frase que llevas tu diciendo cinco horas. PUES ESO ES, QUE HAY QUE CAMBIAR EL GRIFO.
Tú te pones a buscar en las páginas amarillas y él te dice: Oye, que eso lo pongo yo. Te lleva al Leroy Merlín, el lugar que todo hombre elegiría para su luna de miel y, para un grifo, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡3 horas de pasillos arriba y abajo!!!!!!!!!!!!!!!!!! Porque tú lo tienes claro, vas a por un grifo ¿verdad? PUES NO. Que si mirá ésta lampara, que si estos enchufes son mejores que los nuestros, que pintura más bonita para el cuarto...Y tú sin dejar de pensar que mañana no habrá manera de ducharse.
Cuando consigue elegir el grifo que le gusta, lo pagas, vas al parking y llegas a casa, besas el suelo como el Papa, porque por un momento llegaste a pensar que te iba a poner una alfombra al lado de los tornillos y os ibáis a quedar a vivir allí.
Entonces, ya tranquila porque tú chico (experto en bricolage según el mito) va a poner el grifo, y en unos minutos (ésto está puesto enseguida cariño) vas a poder ducharte, te sientas relajada a ver la tele. Pero....CIELOOOOOOOOO TU TIENES LLAVE DE LOS CONTADORES??????????? Dios bendito, no ha cortado el agua y un chorro tipo geiser sale de nuestra pared del baño. Corres, coges la llave de los contadores, bajas medio en bragas porque no sabes ni donde te has dejado los pantalones y cortas el agua.
Cuando subes te espera lo mejor. Mira, cielo, el grifo que hemos (¿HEMOS?) comprado no encaja, habrá que ir mañana, bueno el lunes que los domingos no abren y cambiarlo. Bueno, piensas, pondrá el que estaba y podremos dar el agua y al menos nos lavaremos en la cocina. Y, cariño, al quitar el grifo, debe ser que ya estaba mal puesto de origen (¿QUEEEEEE?) y se ha roto la arandela.... en ese momento está intentando darte toda una explicación de experto que tú ya no oyes porque estás pensando en la ropa para lavar, tu cuerpo pegajoso de la calor y la madre que lo parió.
Total que la broma te cuesta llamar a un fontanero de urgencias, no poder comer en todo el mes para pagarle la factura (en fin de semana y con nocturnidad) y además, el enfado de tu chico, porque "Yo podía haberlo arreglado el Lunes perfectamente".
Y, ¿qué haces?, LLORAR....y por supuesto, fregar todo el empastre que él ha provocado.
Por eso amigas, cuando oigáis la frase "Eso lo arreglo yo" poneros la ropa más sexy que encontréis, ofrecerle a vuestro chico una noche de pasión y, cuando este dormido, llamar a un profesional (no para que mate a vuestro chico, eh) para que arregle lo que, desbancando el mito, sabemos que nuestro "macho" no podrá.
Otro día el MITO 2: ELLOS ODIAN A TUS AMIGAS (ja ja como tengas una que esté un poco buena....)