;  MY LIFE: HISTORIAS CON MORALEJA (1)

15 enero 2011

HISTORIAS CON MORALEJA (1)


LO IMPORTANTE DE ESTAR BIEN INFORMADO DE LAS COSAS PARA NO PERDER OPORTUNDADES.

Un cura va conduciendo su coche. Ve una monja parada a un lado de la carretera esperando el autobús. Se detiene y le ofrece llevarla hasta el pueblo más próximo. La monja acepta. Al sentarse en el asiento del acompañante, el hábito se abre un poco y deja ver una hermosa pierna. Cuando el cura lo advierte, no resiste la tentación y pone su mano allí. La monja mira al cura y le dice:
-Padre, recuerde el Salmo 129.
El cura retira rápidamente su mano y pide disculpas, pero sus ojos se resisten a dejar de mirar la pierna, por lo que, poco después, su mano salta de la palanca de cambio esta vez a la rodilla de la monja:
-Padre, recuerde el Salmo 129 -reitera la monja.
El cura, contrariado, retira la mano y trata de disculparse:
-La carne es débil, hermana...
Llegan a su destino y ella mira al cura significativamente y le agradece el favor de haberla acercado a su destino. El cura prosigue su viaje. Cuando llega a su destino, entre avergonzado y curioso, corre a ver lo que dice el Salmo 129. Lee: "Sigue adelante e inténtalo. Alcanzarás la gloria".