;  MY LIFE: Nuestro Planeta

02 marzo 2011

Nuestro Planeta




Cambios en nuestro planeta

El polo norte magnético de la Tierra se esta desplazando hacia Rusia a una velocidad de cerca de cinco millas por año. Aunque esta progresión esta ocurriendo hace décadas últimamente se ha acelerado y se desplaza hacia el Este a una velocidad de 40 millas por año, lo que es un incremento del 800 por ciento. Mientras esto ocurre la Nasa dice haber descubierto “grietas” en él, lo cual afectaría de forma significativa a la ionosfera, los patrones de viento de la troposfera y la humedad atmosférica, lo que repercute mucho sobre el clima. El campo magnético actúa como un escudo deflector de los rayos ultravioleta, los rayos X y otras radiaciones que ponen en peligro la vida del planeta, y pueden causar mutaciones en el ADN. Un estudio danés publicado en la revista científica Geología, encontró una fuerte correlación entre el cambio climático, los patrones del clima y el campo magnético. “ El clima de la Tierra ha sido afectado significativamente por el campo magnético del planeta. La intensidad magnética de las tormentas solares impactando la tierra pueden intensificar los efectos del cambio polar y acelerar la frecuencia de supertormentas emergentes. Los geólogos y científicos dicen que hemos dejado atrás el último periodo interglaciar. Esos periodos son de unos 11500 años entre las principales Edades de hielo. En el año 1891 Seth Carlo descubrió el movimiento Chandler, el cual hace que la -tierra se mueva en un circulo irregular de 3 a 15 metros de diámetro en cada oscilación, este bamboleo tiene un ciclo de siete años, y produce dos extremos, uno pequeño en espiral y un gran circulo de oscilación en espiral, con una diferencia de alrededor de 3,5 años. En Octubre de 2005 la Tierra entró en el pequeño circulo en espiral y debería haber continuado este desarrollo hasta los primeros meses de 2007. Pero repentinamente a principios de noviembre de 2005 la ubicación del eje se desvío en un ángulo recto muy agudo a su movimiento circular. Comenzó a disminuir la velocidad y alrededor del 8 de enero de 2006, cesó casi todo movimiento sobre las coordenadas “X” y “Y” que son las utilizadas para definir los cambios diarios del eje. A raíz de esta anomalía aumentaron la frecuencia de los terremotos de más de 7,0 grados. Ha habido también más incrementos de la actividad volcánica, todo esto combinado con el calentamiento global producirá súper tormentas. Edga Cayce predijo a mediados de 1930, que en el año 2000/2001, se iniciaría un nuevo ciclo de desplazamiento en los polos y posteriormente un aumento de “agitaciones” en la Tierra. Quizás estemos ya sumergidos en sus predicciones.
Carmen