;  MY LIFE: El Kéfir.

24 mayo 2011

El Kéfir.






Comparto con vosotros un articulo de Monse Valderrama, colaboradora de enbuenasmanos.com.
También quiero deciros que tengo nódulos de Kéfir, por si alguien quiere puedo regalarle.
Elaboración del kéfir
Ponemos la leche, a temperatura ambiente, en el recipiente. Añadimos los nódulos de kéfir, lo tapamos y dejamos reposar.
Colamos los nódulos de kéfir. El kéfir tendrá un efecto astringente si lo colamos pasadas 36 horas y suavemente laxante si lo colamos pasadas 24 horas.
Una vez colado, lo volvemos a introducir en la leche.
Conservación del kéfir
Es conveniente lavar el nódulo y el recipiente con agua una vez por semana.Debemos preservarlo de excesos de frío o de calor.Para hacer el proceso de fermentación más lento, si estamos unos días sin tomarlo, podemos ponerlo en la nevera. Si vamos a estar más de una semana sin tomarlo, podemos conservar los nódulos en agua y en la nevera. Para reactivarlos podemos dejarlos 2 o 3 días con la misma leche.
Hay que tener en cuenta que:
Los utensilios que utilicemos para preparar el kéfir (un recipiente y un colador), mejor que no sean de aluminio, porque este material no es estable en medio ácido, como es el kéfir, y podría transferirle partículas nocivas.Para la elaboración del kéfir, no debemos usar leche que esté a más de 35º, ya que podemos alterar las bacterias y levaduras de este. La temperatura ideal es la ambiental. Con más calor se acelera el proceso y con más frío se retarda.El kéfir, aporta los beneficios de la leche sin dificultar el proceso digestivo. Regenera la flora intestinal y tiene efecto antibiótico y antivírico. En uso externo es un poderoso antiséptico que ayuda a curar heridas.
Saludos, carmen.