;  MY LIFE: ESTA ESPAÑA MIA......

08 octubre 2011

ESTA ESPAÑA MIA......

Década de los cincuenta:



Después de unos años de oscuridad -en sentido figurado- los españoles vieron con asombro las primeras luces de los años cincuenta. Pocas luces, pero suficientes para marcar un contraste. Al empezar la década se terminaron los “apagones” que durante un tiempo envolvían a la gente en el miedo; a la soledad, a los bombardeos, a la policía, a la traición y a la muerte…. La electricidad proporcionaba seguridad, los trenes ya no se detenían como antes en los túneles y la sensación de pánico desaparecía a pesar de la lentitud y el silencio generales. Apareció una nueva moda en el vestir, los colores se abrieron paso a través de aquellos pardos y negros sucios, y las publicaciones se vistieron de primavera, el cine proyecto películas en tecnicolor, a pesar de que cuando los espectadores salían del cine comprobaban angustiados que los azules en la realidad no eran tan azules, ni los rojos, ni los verdes eran reales. Eran míticos más que verdaderos, sin embargos los mitos tienen a veces una fuerza superior a la realidad. Por eso los que vivieron aquellos tiempos saben de unos contrastes- de la noche a la luz- que los de después no conocerán.
Los ojos españoles brillaron ante las “novedades”, en las ferias de muestras se vendían aparatos de todas clases; el “túrmix”, la maquina de afeitar eléctrica, la lavadora, el plexiglás, las aspiradoras etc. Y aunque no todos podían comprar estas cosas el mecanismo del deseo estaba ya puesto en marcha. Esta década enseño a los españoles a que las apariencias y el “brillo” eran más importantes que una oscura realidad.
Desaparecían las cartillas de racionamiento, y España iba a entrar en la ONU. Hacia 1951 se puede situar la frontera entre las subversiones de estilo antiguo y las de tipo nuevo, desaparecen los luchadores más significativos del bando republicano y rojo y aparecen los jóvenes para quienes la Guerra Civil y sus causas son experimentadas con intensidad pero no como experiencias traumatizantes, aunque este movimiento juvenil no cuajaría hasta la segunda mitad de la década.
Y como la historia tiende a repetirse, en esta España con hambre, con miedo pero siempre con esperanza, surge como un cuento de hadas………La boda de la hija de Franco con el Marques de Villaverde, y es que cuando los españoles tienen problemas ya se sabe; la clase social alta los ayuda a superarlos y si no;






Que os estaba diciendo... si es que.....somos lo mejor. Esta España nuestra....