;  MY LIFE: SAINT GERMAIN

13 octubre 2011

SAINT GERMAIN



CHOAN DEL SÉPTIMO RAYO Para centrar nuestro trabajo conoceremos la historia del Maestro Saint Germain, director del Séptimo Rayo, el cual difunde sus energías para transmutar lo negativo y, ayudar al cambio de vibración de la Tierra. Los testimonios del Conde varían mucho dependiendo de los que le conocieron, ya que transitó por distintos ambientes y personas. Se tienen referencias de cuando estuvo en la corte del rey Luis XV, también se conocen sus andanzas con la nobleza europea del siglo XVIII. Sus orígenes también forman parte de versiones ambiguas; desde si era un "judío, portugués" a si era español, hijo de un Almirante o de una reina etc. Lo cierto es que poseía una gran riqueza confirmada por su forma de vida y sus joyas, lo que le abrió las puertas de la corte de Luis XV , el cual lo introdujo en la nobleza. Cuando se instalo en Francia era el año 1758. Tenia 62 años, aunque su cuerpo y su carácter no aparentaban mas de 30 o 40 años. Bien parecido y elegantemente vestido le predecía su fama de investigador e inventor ya que desarrollo técnicas para el teñido de telas, fabricaba perfumes, elaboraba aleaciones metálicas, fundición y pulido de vidrios, fabricación de joyas etc. Conversador fascinante, conocedor de varias lenguas, músico, compositor y escritor. Leia las cartas selladas sin necesidad de abrirlas. No alardeaba de sus poderes espirituales, pero daba suficientes señales para saber que era un Iniciado de alto nivel.Numerosas historias hablan de sus conocimientos médicos y químicos. En ocasiones entraba en éxtasis profundos que podían durar hasta dos días. Contaba cosas relacionadas con otras reencarnaciones y, pienso que durante sus existencias tuvo que ir "puliendo" su personalidad hasta poder integrar y manifestar la energía que tenia que plasmar.En el siglo XVIII las ramas de la Francmasonería estaban diseminadas por todos los reinos de Europa, divididas en “Ordenes y Capítulos” contando entre sus miembros con personas de la nobleza que de forma secreta trabajaban para el bien de la humanidad. Saint Germain pertenecía a la rama de los Rosacruces de Oro, orden heredada de la que fundara en el siglo XV Christian Rosenkreutz la cual un siglo más tarde, a través de sus discípulos se hizo publica, haciéndose conocer como Fama Fraternitates, “meritoria Orden de la Rosa Cruz”.El Sexto Rayo entraba entonces en la fase final de su ciclo de dos mil años, establecida al comienzo de la Era de Piscis y regido por el Choan del Sexto Rayo: el Maestro Jesús. Su energía, su vibración y sus enseñanzas hicieron que los valores humanos se transformaran en amor, compasión y libertad. En Europa se hizo un manifiesto firmado por Christian Rosenkreutz dirigido a los sabios y gobernantes proponiendo a los hombres sinceros que unieran sus fuerzas para encontrar una síntesis que terminara con los conflictos y discordias entre los intelectuales y la religión, exhortando a las autoridades a abandonar las teorías anticuadas a través de una reforma que nos acercara al camino correcto para entrar en la Era de la Perfección.Las enseñanzas escritas para el desarrollo de la Orden y su divulgación comienzan en 1614 y a fines del mismo siglo nace el que se presentaría en el mundo como el Maestro Saint Germain.La muerte del Conde se registra el 3 de Abril de 1784, el burgomaestre de Eckenfoerde puso este aviso en las paredes de la ciudad: “Aquel que era conocido, tanto aquí como en el extranjero con el nombre de Conde de Saint Germain Welldone y que vivió en nuestro país durante estos cuatro últimos años, ha fallecido recientemente en nuestra ciudad. La sucesión ha quedado legalmente sellada, precaución necesaria con respecto a los herederos, puesto que no hemos hallado testamento”Se tiene noticias de que tras la toma de la Bastilla María Antonieta recibió una carta firmada por el Conde, a la misma hora Madame d´Adhemar recibió otra carta, ambas estaban firmadas por el Conde de Saint Germain. Otras fuentes afirman que fue visto en Viena en 1788, en Francia durante el proceso de la revolución de 1792, en 1835 y 1842/45. Leadbeater lo vio y conversó con él durante varias horas en Roma en 1901. También fue visto en Buenos Aires en 1910 y luego participo en acontecimientos previos a la guerra de 1914/18, después de la revolución rusa de 1917. En 1939 un aviador norteamericano cuyo aparato se había estrellado cerca de un monasterio tibetano, relató a su regreso a Estados Unidos, que entre los monjes encargados de curarle había un europeo vestido como en la Edad Media que le dijo “Soy el Conde de Saint Germain, y pronto volveré a Europa”. Y así es, pues en la Era de Acuario Él como Choan del Séptimo Rayo esta al servicio de este planeta, educando la conciencia de los seres no ascendidos para que adquieran el poder de Invocar, Dirigir y Sustanciar las fuerzas Espirituales que estimulan toda la vida manifestada. El trabajo con la Llama Violeta es necesario para la transmutación del las energías del planeta y, a través de nuestra Ascensión individual podemos ayudar al despertar de la Nueva Conciencia de la Humanidad.

Saludos,carmen.