;  MY LIFE: TODOS CON LA FAMILIA DE MARTA DEL CASTILLO

21 octubre 2011

TODOS CON LA FAMILIA DE MARTA DEL CASTILLO

Hoy quiero hacer mención a un momento muy crudo que estamos viviendo y es el juicio por el asesinato de Marta del Castillo.
Para los que no conozcáis el caso por no ser de España, os pongo en situación. El 24 de Enero del 2009 Marta desapareció. Tenía entonces 17 años. Se empezó una búsqueda que resultó infructuosa. El 14 de Febrero de ese año, el exnovio de Marta, Miguel Carcaño confesó haberla matado y haber tirado su cuerpo al río Guadalquivir. La búsqueda no dió ningún resultado. Más tarde, los imputados dijeron que la habían tirado a la basura. También se rastreó a fondo el vertedero, pero a día de hoy Marta sigue sin aparecer y ninguna de las personas imputadas dice saber dónde está el cuerpo.
Ahora, ha empezado el juicio a Miguel Carcaño, y las mentiras siguen su curso. Y digo mentiras porque a estas alturas cuesta mucho creer que matara a Marta de un golpe en un arrebato. Lo que todos creemos es mucho más duro y difícil de asumir, pero mucho más creíble que lo que ahora se está contando.
Hoy además, amanecemos con la sentencia al menor imputado y todos entendemos las declaraciones y la desesperanza del padre de Marta. La justicia en España ha vuelto a fallar y es algo que la sociedad no entiende.
Me cuesta creer que una persona sea capaz de violar y matar, me cuesta pensar que estas personas tengan la frialdad de planificar cómo deshacerse del cuerpo, pero viendo una familia roto y después de dos años y medio, no me puedo creer que ninguna de esas personas (por llamarlas algo) sea incapaz de aliviar un poco el dolor de la familia diciendo dónde está Marta, para que al menos pueda tener un entierro digno y se le pueda dar el luto que se merece.
Desde aquí, no sólo quiero dejar claro mi apoyo a la familia de Marta, también quiero gritar la necesidad de un cambio en la Ley del Menor y un cambio en el sistema judicial que se dedica a proteger a violadores y asesinos en lugar de a las víctimas.
Ya hay demasiados casos de asesinatos crueles (me acuerdo muchos días de Sandra Palo) y delitos muy graves que quedan impunes por culpa de esa Ley del Menor.
Sólo deseo que, al menos Miguel Carcaño pague por todo el daño que ha hecho y espero que algún día no lejano Marta aparezca.

TODOS CON LA FAMILIA DE MARTA