;  MY LIFE: ¿POR QUÉ NO ME ENTIENDES?

07 febrero 2012

¿POR QUÉ NO ME ENTIENDES?

¿ Alguna vez os ha ocurrido que os encontráis con alguna persona en vuestra vida, de vuestro círculo de amigos,compañeros de trabajo o incluso jefes, con los que parece que es imposible la comunicación?
Vosotros le habláis de un árbol y os contesta algo sobre un avión. Tu piensas ¿no me habrá entendido? y la otra persona se dice a sí misma ¿éste de qué habla?





Pues bien, una de las causas más comunes para que este entendimiento no se dé es que, aunque las personas hablemos el mismo idioma, hablamos "lenguajes" diferentes.


Según la PNL todos tenemos preferencias a la hora de comunicarnos. Estas preferencias (como siempre os digo de un modo muy general) se pueden definir como:


  • Visual
  • Auditiva
  • Cinestética
De este modo, las palabras que más usará un persona que tenga preferencia por una comunicación visual serán del tipo: brillante, claro, color, parece que..., claro como el agua, imagen, miras....

Las de preferencia auditiva: discutir, argumentar, melodía, si me lo dices así..., palabra por palabra....

Y las cinestéticas: frío, rebote, sentir, abrirse paso, dar en el clavo....


Un ejemplo. Imaginaros que tengo un grifo que gotea y ya le he dicho a mi marido un par de veces que llame a un fontanero.


Yo: ¿Has llamado al fontanero?
Él: Quiero mirar yo lo que le pasa al grifo primero
Yo: Dímelo porque si no llamo no
Él: espera que le echamos primero un vistazo
Yo: haz lo que quieras, no escuchas nunca a nadie


Evidentemente los sistemas elegidos por ambos son distintos, el mío auditivo, el de él visual. Conclusión: no nos hemos entendido y un grifo goteando ha sido causa de enfado y disputa.


¿Y si quiero hacerme entender? Tendré que hablar en su lenguaje e ir pasando poco a poco a un sistema neutral, el cinestético. Sería algo así.


Yo: ¿Ya ha mirado el grifo un fontanero?
Él: No, es que lo quiero mirar yo primero
Yo: Bueno, pues vamos a echar un vistazo.
Él: Ya tengo claro lo que le pasa
Yo: Pues consideremos lo del fontanero y despachemos el asunto.


No sólo he utilizado su mismo lenguaje sino que además, he terminado con una frase neutra, lo que ha mejorado la comunicación.


Ahora sólo os queda probarlo en vuestro entorno y a ver qué pasa. Ya me lo contaréis. Un saludo.