;  MY LIFE: JUNG...CONOCERNOS ES CRECER

14 marzo 2012

JUNG...CONOCERNOS ES CRECER


Cuando hablamos de Jung no podemos dejar de pensar en nuestra Sombra, esa parte nuestra que tal como el describió; tiene todos los aspectos ocultos o inconscientes, tanto positivos como negativos, que hemos reprimido o que no hemos reconocido. Estos asuntos que hemos almacenado e intentamos olvidar por diferentes motivos, lejos de nuestro yo consciente para no tener problemas.

Cuando queremos conocer esa parte oculta de nosotros, podemos hacerlo a través de la observación de las conductas ajenas, aquello que de alguna forma es detonante en nosotros es sin duda una proyección de un aspecto nuestro en los demás. Otra forma de conocer nuestro yo oculto o nuestra Sombra, es a través de los sueños, durante ellos el llamado “yo vigílico” descansa, y deja que otros aspectos salgan a la luz.Cuando hablamos de lo oculto, de la Sombra, siempre nos viene al pensamiento algo malo, algo siniestro, y es que siempre la hemos identificado con el Mal. Pero si reflexionamos y miramos en nuestro interior nos podemos dar cuenta de que la Sombra forma parte del Ego, y esta en nosotros de manera que cada uno de nosotros somos tanto el Dr. Jekyll como Mr. Hyde.

El separatismo de la personalidad creando el concepto de que : el mal sería la ausencia del bien, nos aparta de nuestro propio conocimiento, alejando más y más nuestro consciente de nuestro subconsciente, olvidando que nuestra parte oscura nos acompaña inexorablemente, y que solo tiene el Mal que el ego mismo proyecta sobre ella.No podemos ser seres incompletos, mostrando o conociendo solo una parte de nuestra personalidad, sin la integración de nuestra Sombra y la fusión con ella no evolucionamos, nos estancamos y nos perdemos en las tinieblas de los conceptos ajenos. Trabajar con nuestra Sombra debe comenzar por ser sinceros con nosotros mismos, por decirnos y decir la verdad mostrándonos como en realidad somos, aunque algunos de nuestros aspectos no resulten tan agradables como quisiéramos, están ahí y debemos intégralos y comprenderlos.

Difícilmente podemos avanzar trabajando en el conocimiento del espíritu, si antes no hemos trabajado nuestras facetas negativas. Solo conociéndonos podremos llegar a ser verdaderos SERES HUMANOS. Carmen.