;  MY LIFE: EL TERROR TIENE UN NOMBRE.

About

23 abril 2012

EL TERROR TIENE UN NOMBRE.

Soy una lectora empedernida de Stephen King, sus novelas te llevan de la mano hasta tus más profundos miedos y no hablo de miedos Gore, sino de algo más profundo, es como reconocer a esa parte malvada de nuestro interior en algunos de sus personajes, y sentir que un escalofrío nos recorre recordando situaciones vividas con personas de nuestro alrededor. Traumas, miedo, venganzas, pactos y, seres que desde el fondo de nuestras ciudades amenazan con atacarnos si nos adentramos en ellos.
Pero lo más interesante y a la vez turbulento es, la propia vida de Stephen.Cuando tenia cuatro años su padre lo abandono, no volvió a verlo más. Su madre trabajaba de cocinera en una residencia de personas con problemas mentales. Stephen (como en sus novelas) hizo de sus amigos su “familia urbana”. Siendo aun un niño, un amigo suyo quedo atrapado en las vías del tren siendo arrollado por el, eso lo reflejo en la película “Cuenta conmigo”. Muchas de sus experiencias las transformo en libros, ayudado por las lecturas de escritores como Lovecraft y Edgar Allan Poe. Escritos de relatos cortos y cuentos, desde muy joven los vendía a sus compañeros de colegio.
Se licencio como maestro de Lengua, pero no encontraba trabajo, por lo que se gano la vida en una lavandería, en una gasolinera y como bedel en una escuela. Stephen conoció a Tabitha, que era también escritora en la biblioteca de Maine y se caso con ella en 1971. Durante una década tuvo problemas con el alcohol y las drogas, ante la amenaza de su mujer de separarse, siguió un programa de desintoxicación en los 80. Siempre dijo que bebía desde que tuvo edad legal para hacerlo, para evadirse y no como un hábito social.
En 1999, un conductor imprudente atropello a King cuando caminaba por el arcén, sufrió graves heridas, colapso en un pulmón y fractura de una pierna y cadera. Después de cinco operaciones, volvió a escribir pero con grandes dolores. El incidente está presente en varios de sus libros…alguno de ellos escrito antes del accidente real.Carri, su primera novela, fue rescatada de la papelera por su mujer, que lo animó a acabarla. La editorial no podía contactarlo porque le habían cortado el teléfono por impago. Le enviaron un telegrama ofreciéndole 2500 dólares (poco incluso entonces), pero después con la venta de sus derechos en 1974, gano 200.000. A partir de entonces se convirtió en un escritor de éxito, y la gente comprendió su narrativa, la mayoría de ella basada en sus propias experiencias.
Sigue casado con Tabby y tienen tres hijos, pasan tres meses en Florida, pero su casa esta en Maine en uno de los condados más pobres del Estado.Dicho por el mismo “Soy una persona sencilla, del pueblo. Simplemente tengo la capacidad de escribir, una capacidad que me da para vivir”. Su última novela se titula 22/11/63, y aborda la posibilidad del viaje en el tiempo, seguro que será interesante y muy del momento. También ha escrito una secuela de “El resplandor”, donde Dany (el niño), aparece como un hombre de cuarenta años, esperemos que nos haga vivir tan buenos momentos como el libro original.Aprovecho este articulo para agradecer a todos los escritores los buenos momentos que paso leyendo sus libros, con esta frase:
“Un libro abierto es un cerebro que habla, cerrado un amigo que espera, olvidado un alma que perdona, destruido un corazón que llora.”
Carmen.