;  MY LIFE: A TI QUE ERES UNA PARTE MÍA.

About

28 noviembre 2012

A TI QUE ERES UNA PARTE MÍA.




“La resignación es un suicidio cotidiano”

Frente a la decisión de tomar las riendas de nuestra propia vida y darle sentido, esta la alternativa del abandono y de la resignación. Pero cuando se decide esta opción no resolvemos ni la inquietud, ni la angustia, ni el malestar, todo lo contrario aun se complican más las cosas. Resignarse y ser cínico, es fácil, solo requiere tener a mano un sofá y hacer el mínimo ejercicio de reflexión, acunándonos con un “no sé que hacer”, lleno eso si de autocompasión.
Para esta situación no nos faltarán argumentos, nuestra mente nos proporcionara todo lo necesario para justificarla, ya que, frente a ello, esta lo difícil, lo complejo, ya que implica un compromiso y una acción coherente de ponerse en marcha y trabajar para cambiar y crear circunstancias que den sentido a nuestra vida haciéndola más estable y armoniosa para uno mismo, y para los que nos rodean.
Pero, por encima de todo hay que tener la voluntad de llevar a la práctica un nuevo comienzo, un resurgir; ése es el reto. Un reto que como podéis comprender, es un ejercicio de conciencia, coraje responsabilidad y perseverancia.
Esperando poder apoyar y ayudar a quienes en estos momentos estén pasando por una situación de desaliento, comparto con vosotros unas frases de Pablo Neruda:
Aprende a convertir toda situación difícil en un arma para luchar.
No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte, enfrenta con valor y acepta que de una u otra manera, todo dependerá de ti; no te amargues con tu propio fracaso, ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño, recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar.
No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente.
Aprende de los fuertes de los audaces, imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de todo.
Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo y tus problemas sin alimento morirán.
Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande, que el más grande de los obstáculos.
Mírate en el espejo de ti mismo.
Comienza a ser sincero contigo mismo. Reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.
Reconócete dentro de ti mismo, más libre y fuerte, dejarás de ser un títere de las circunstancias, porque tu mismo eres tu destino.
Y nadie puede sustituirte en la construcción de tu destino.
Levántate mira las mañanas y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de la vida
Ahora despierta, camina, lucha.
Decídete y triunfarás en la vida.
Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.
Carmen.