;  MY LIFE: PREPARADOS PARA EL CAMBIO

About

28 noviembre 2012

PREPARADOS PARA EL CAMBIO




ESTAR PREPARADOS.
El cuatro de Enero de 2008, comenzó el ciclo Solar numero 24. Su comienzo fue más lento de lo normal, a pesar de que los científicos habían realizados estudios en los que constataban que cada ciclo (desde que se estudiaban), era mas activo que el anterior. La Nasa advirtió en el 2011, que el Sol entraba en una actividad más fuerte y, comprobó que podría conducirnos a una gran tormenta, como colofón a este ciclo. Ante este anuncio, el Congreso de los EEUU pidió a un grupo de expertos que elaboraran un informe, sobre los riesgos reales de esa tormenta. El informe fue aterrado; decía que los efectos serian devastadores, muy superiores a cualquier catástrofe natural que se hubiera producido hasta ahora. Las corrientes que se podrían inducir en las redes eléctricas debido a los cambios en el flujo magnético, fundirían los transformadores, dejando sin suministro a la población. El informe sigue, enunciando toda clase de riesgos, y considera que se debe organizar un plan de emergencia.
Entre el 1 y el 2 de Septiembre de 1859, sucedió lo que se conoce como: “Evento Carrington”, en honor del astrónomo   Richard Carrington, que fue el que se dio cuenta y advirtió  lo que estaba ocurriendo en el Sol. Transcurría el décimo ciclo Solar, Carrington estaba observando el Sol cuando vio que, en medio de unas manchas negras, se formaban unas manchas blancas, que un minuto después habían desaparecido. A él le pareció algo maravilloso, pero al día siguiente el Sol desencadenó una de las tormentas más grandes de los últimos siglos, llegando a bombardear la Tierra con los protones más enérgicos conocidos.  Las auroras boreales, se vieron en latitudes tan bajas como Roma o Hawái. Algunas oficinas de telégrafos –medio de comunicación de la época- se incendiaron e incluso transmitían a pesar de estar desconectadas, debido a la gran electricidad inducida.
En la actualidad, un suceso como la tormenta Carrington, no solo quemaría un transformador; los fundiría todos. A las pocas horas fallaría el bombeo de agua potable, no funcionarían los cajeros automáticos, no podríamos comunicarnos con nada que funcionara mediante un generador eléctrico, las ciudades quedarían sumidas en la más absoluta oscuridad y los aviones no podrían aterrizar sin GPS. Y no dejemos de pensar en las centrales nucleares, las cuales deberían ser cerradas ante el peligro que supondría.
El Sol esta continuamente produciendo eyecciones que tienen como consecuencia la expulsión de material altamente ionizado (magnetizado), que sean  peligrosas o no depende de la energía que transporten y de como nos encuentren. Alcanzarnos no es fácil, la magnetosfera es un escudo potente, pero tenemos puntos débiles por donde nos podría dañar. En los polos, hay dos agujeros donde el escudo del campo magnético terrestre no funciona tan bien, y por donde entra la materia del Sol hasta una baja altura.
Una eyección masiva solar tardaría entre menos de un día y cuatro días (según su velocidad) en llegar a la Tierra. Las centrales eléctricas necesitan un protocolo de actuación que evite la fusión de sus transformadores si son avisadas con suficiente antelación. Pero mucho me temo que ante la posibilidad de error de los niveles de intensidad de radiación, si se alerta de un posible riesgo que finalmente pase de largo, y valorando los millones que se perderían  con el apagón, lo tenemos  complicado.
Para concienciarnos y que nos sirva de ayuda, pongo  las practicas preventivas que ha publicado la Comunidad Autónoma de Extremadura a través de Protección Civil, para que estemos preparados en caso de que se produjese una tormenta Solar devastadora.
ACTUAR CON CALMA. Ante todo conservar la calma y verificar que realmente se ha producido un apagón eléctrico generalizado a todos los niveles.
AGUA. Contar con una reserva de agua mineral y medios de potabilización.
ALIMENTOS. Reserva de alimentos no perecederos para un mes. Recomendable disponer de algún tipo de camping  gas para cocinar.
BOTIQUIN. Se recomienda disponer de instrumental básico, como termómetro, tijeras, gotero para dosificación, guantes esterilizados, pinzas etc.
ORIENTACIÓN. Es bueno contar con un manual de papel, sobre técnicas básicas de orientación, acampada, nociones de primeros auxilios, etc.
HIGIENE. Hay que contar con una reserva de medios de higiene personal y limpieza.
UTILES. Cerillas, navaja multiusos, linterna, radio con pilas, y otros.
DOCUMENTOS. Dispones de fotocopias compulsadas de la documentación personal y familiar, cartilla médica etc., así como algo de dinero en efectivo.
Espero que os sea de utilidad, aunque lo mejor es que no ocurra nada catastrófico y todo esto pase a ser solo una medida por si….acaso.
Carmen.