;  MY LIFE: DE COMO DECIR SÍ Y ARREPENTIRTE AL SEGUNDO DE HABERLO DICHO

About

11 diciembre 2012

DE COMO DECIR SÍ Y ARREPENTIRTE AL SEGUNDO DE HABERLO DICHO

Hace poco viví la experiencia de repartir publicidad en la calle. Es una de esas veces que tu boca dice sí, tu cabeza dice no sé y tu corazón termina congelándose de frío en las aceras de la ciudad.
Bueno, pues como toda historia que te ocurre tiene su por qué, de todo aprendes y de todo sacas conclusiones. Yo saqué varias de ésto.

1. Llevar publicidad en la mano es como ponerte la capa de invisibilidad que Gandalf le dió a Frodo y Sam. Sí, hay gente que podría traspasarte y mantenerte la mirada pero no verte.

2. Las aceras se estrechan y mucho. Si tu estás en un lado al momento toda la gente está pasando por un estrechísisimo caminito al borde de la carretera dejando un abismo entre tu publicidad y ellos. Se atropellan, tropiezan, crean caos pero...¡jodete que no me llevo tu papelito!

3. Hay gente que piensa que lo que das es el virus del ébola, y en lugar de un NO QUIERO empieza a hacer aspaviento con las manos y a poner caras, que no sabes si darle la publicidad o hacerle un masaje cardíaco de reanimación.

4. Si das cinco o seis papelitos seguidos, todos los abuelitos y abuelitas que rondan por ahí se ponen en cola para cogerte papelito. Se ve que calculan la importancia de lo que das por el número de gente que te la acepta, así que a coger por si es algo gratis.

5. La gente que trabaja en lo mismo que estás haciendo tú te comprende, y haces amigos. Se forma un pequeño clan callejero, no necesitamos chulos, para eso ya tenemos a los empresarios, pero sí nos apoyamos para que no nos ocurra nada malo. 

En fin, que os recomiendo que cuando alguien os vaya a dar publicidad la cojáis. Primero porque es su trabajo y tiene que hacerlo, segundo porque lo que se pasa por la cabeza de la persona cuando alguien le dice que no, no es nada bueno, yo eché alguna que otra maldición lo confieso, y tercero, porque ahora hace frío y para nadie es agradable trabajar en la calle.

Además, muchas veces esa publicidad viene de marcas que solemos comprar, así que incluso puede que os sea útil.

Bueno, mi experiencia en este mundo fue muy cortita la verdad, a los que siguen ahí fuera ÁNIMO, espero que al menos la gente que lea ésto entienda mejor este trabajo y la propaganda vuele rápido.